¿Qué es la Lengua del Trol?


Trolltunga (o Lengua del Trol) es un impresionante saliente rocoso, efectivamente con forma de lengua, que se eleva en un acantilado a una altura de 700 metros sobre el lago Ringedalsvatnet, en el pueblo Skjeggedal, situado en el sur de Noruega.





La peculiar belleza del lugar hace que, a pesar de su difícil acceso, no cesen las visitas de gente bien preparada y dispuesta a caminar unas cuatro horas en un ascenso aproximado de 900 metros, hazaña a realizar, por supuesto, entre los meses de junio y septiembre, cuando la zona no se encuentra invadida por las nieves de la temporada fría.

Una vez realizado este trayecto, en el que, por cierto, no contarás con cobertura en el teléfono móvil, la recompensa es la espectacularidad de la Lengua del Trol, así como los acantilados y las cimas siempre nevadas de más de 1.500 metros de altitud que conforman el entorno.

Es uno de esos lugares que, por su belleza e inaccesibilidad, suelen estar entre los objetivos de los más osados coleccionistas de selfis y de vídeos sobrecogedores que buscan impresionar a conocidos y desconocidos a través de las redes sociales. Así, hace unos años, concretamente en 2015, se convirtió en viral la escena de un inglés llamado Toby Segar dando una voltereta en el aire sobre la mismísima punta de la rocosa lengua. Pero no resulta nada recomendable tomarse a la ligera el peligro que supone subirse a la Lengua del Trol. Por desgracia, la aventura ha resultado fatal en algunos casos, como el de una joven que cayó al vacío y murió en el mismo lugar y ese mismo año cuando intentaba hacerse un selfi.

Se formó en la Edad del Hielo


 La lengua, así como todo su paisaje circundante, se formó hace unos 10.000 años, en plena Edad del Hielo, lo que hace que la zona resulte espectacular. La panorámica de los propios acantilados o el perfil de los lagos glaciares y montañas resulta impresionante. Razón por la que, la dura caminata hasta allí se hace mucho más entretenida; no en vano, la escenografía acompaña en todo momento durante ese trayecto.

El nombre de Lengua del Trol no solo hace referencia a la forma de la roca, sino también a esas criaturas propias de la mitología escandinava caracterizadas por su feo aspecto, su malévolo temperamento y la peligrosidad que representan para los incautos caminantes, peculiaridades especialmente agudizadas en los troles de las montañas.

Una vez el viajero ha conocido y disfrutado de Trolltunga, merece la pena visitar también el mundialmente famoso Preikestolen, nombre que significa “roca del púlpito” (de hecho, también se le conoce como El Púlpito) y que designa otro alto saliente rocoso, bastante más amplio, menos peligroso (aunque, lamentablemente, en 2013 falleció aquí el primer turista, un joven español que cayó desde la cima) y con vistas igualmente apabullantes y abiertas a los fiordos. Esta formación rocosa se encuentra a más de 600 metros de altura y recibe cada año la visita de unos 200.000 turistas. La ciudad importante que queda más cerca es Stavanger, que en el año 2008 fue Capital Europea de la Cultura.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Cómo enviar mensajes en WhatsApp que se autodestruyan?

Registran por primera vez el misterioso zumbido de la Tierra

Desvelan uno de los principales indicios de la llegada de la muerte